Hospitales, aviones y Choe Su-hon (pp 167-169) 

Fuente https://tizzardtranslatesthae.wordpress.com/2018/08/20/hospitals-planes-and-choe-su-hon-pp-167-169/ 

Desde finales de la década de 1970, Corea del Norte ha traído productos de lujo y de alta gama de Europa occidental de su representante con sede en París, Francia. También fue el “centro médico” para todos los funcionarios de alto rango. Ko Young-hui, la madre de Kim Jong-un, así como muchos otros miembros de la familia Kim fueron tratados en Francia como lo fue Oh Jin-woo, el Ministro de las Fuerzas Armadas. Era una práctica común y, de hecho, sensata para aquellos en Corea del Norte con enfermedades graves buscar tratamiento en Francia. 

002Mariscal Oh Jin-woo, Ministro de las Fuerzas Armadas 

Sin embargo, surge la pregunta: “¿Por qué Francia aceptó a estos funcionarios de alto rango?”. Después de mi retiro político a Seúl, tuve la oportunidad de encontrarme con un diplomático francés. Él me preguntó en ese momento sobre los programas de desarrollo nuclear y de misiles del Norte. “Seguramente las agencias de inteligencia francesas sabrán mucho más que yo. Francia, de entre todos los países, posee el conocimiento más avanzado y sofisticado sobre Corea del Norte”, respondí. 

Parecía algo desconcertado por mi respuesta, así que le expliqué: 

“Durante décadas, funcionarios de alto rango de Corea del Norte han entrado y salido de Francia para recibir tratamiento médico. ¿Qué crees que habrían dicho al hospedarse en todos los hoteles y hospitales? ¿Puedes pensar en alguna razón por la cual tus agencias de inteligencia no habrían vigilado estas ubicaciones? Los datos recopilados de las escuchas telefónicas por solos probablemente contengan una gran cantidad de información“. 

No pudo decir nada en respuesta. 

Hasta 2008, la misión de Corea del Norte en Francia seguía siendo pequeña y limitada. Cuando un alto cargo de Corea del Norte llegó a París, se quedó en un hotel. Con el fin de crear una buena impresión en sus anfitriones, la delegación de Corea del Norte a menudo creaba una gran espectáculo al viajar hacia y desde los hospitales a los hoteles. A menudo pasaban las tardes bebiendo, también. Sin duda, esto hubiera dado como resultado que se contaran entre ellos unas pocas historias y secretos algo reveladores. 

Y, sin embargo, debe haber habido cierta oposición en Francia para permitir que estos funcionarios norcoreanos simplemente vayan y vengan tan libremente. Creo que esta es la razón por la cual Francia ha adoptado reiteradamente una postura agresiva hacia el desarrollo nuclear de la RPDC y aún no ha tomado medidas positivas hacia la normalización de las relaciones. 

Kim Jong-il intentó arduamente mejorar las relaciones diplomáticas entre los dos países. Para que un norcoreano visite Francia, primero debe obtener una visa de la Embajada de Francia en Pekín. Esto no plantea inconvenientes importantes. Y, sin embargo, Kim Jong-il quería normalizar las relaciones con Francia, incluso si eso significaba que tendría que doblegarse ante ellos de alguna manera. 

Choe Su-hon: Viceministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte 

El Viceministro de Relaciones Exteriores, Choe Su-hon, obviamente no estaba al tanto de este puesto y debía ser reprendido por el General. Choe había ido a Francia para discutir la posibilidad de normalizar las relaciones. Y, sin embargo, los franceses se habían negado a enviar una delegación de rango similar. Choe pensó que estaba actuando de acuerdo con los principios de soberanía de Corea del Norte cuando regresó y esperaba ser elogiado por sus acciones. 

Al enterarse de que Choe había regresado sin hacer un progreso suficiente con Francia, Kim Jong-il comenzó a presionar a Kang Sok-ju. Fue criticado por no haber hecho más para normalizar las relaciones, incluso si eso significaba renunciar al prestigio de la RPDC y, en última instancia, no haber conocido a las personas relevantes. Choe su-hon se reprendió por su fracaso y regresó a Francia. Aunque trabajó duro para organizar reuniones con la delegación francesa de alto nivel, se negaron a atender sus pedidos. 

Kim Jong-il, en un momento, había intentado comprar un avión francés Airbus ya que necesitaba un jet privado. Él desconfiaba en gran medida de las aeronaves rusas y buscaba diferentes modelos. Al principio intentó comprar un avión estadounidense Boeing, pero luego centró su atención en un Airbus francés. Los cuales no tuvo éxito en adquirirlos. 

 

Anuncios

Un comentario sobre “Hospitales, aviones y Choe Su-hon (pp 167-169) 

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: