¿Un Kim para gobernarlos a todos? 

Fuente https://tizzardtranslatesthae.wordpress.com/2019/01/14/one-kim-to-rule-them-all/ 

Tras las críticas de Kim Jong-il en el otoño de 1992, Kang Sok-ju recibió órdenes de someterse a una instrucción revolucionaria. Pasó un mes limpiando estiércol en una granja de cerdos fuera de la ciudad antes de ser llamado a Pyongyang por Kim Jong-il un mes después. El embajador italiano y su grupo de viaje llegaron a la RPDC poco después del regreso de Kang. Además, la relación de Kang con Kim Jong-il ciertamente no era muy buena en ese momento. Fue entonces cuando Kim le ordenó a Kang que movilizara el Grupo Electrónico de Pochonbo y la Banda de Música Ligera de Wangjaesan y organizara actuaciones con ellos. Las dos bandas trajeron a Kim Jong-il una gran alegría. Esto le dio a Kang la oportunidad de demostrar una vez más su lealtad al régimen. 

Kang asignó al jefe de la Oficina Europea, Kim Heung-rim, la responsabilidad de guiar a la delegación italiana. Choe Son-hee y yo fuimos seleccionados para trabajar como intérpretes. Choe tradujo para la esposa del embajador, mientras que yo traduje para el embajador Rossi y el director. Choe ha sido vista con bastante frecuencia en la televisión surcoreana y se hizo un tanto famosa. Ella ahora está a cargo de las relaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores con los Estados Unidos. 

choe-son-heeChoe Son-hui, diplomática de Corea del Norte sobre asuntos de los Estados Unidos. 

El día anterior a la llegada de la delegación italiana, Kang se reunió en su oficina. Allí, él nos dio a Kim Heung-rim y a mí las siguientes instrucciones: 

“Debéis ser consciente del gran interés que tanto el Líder Supremo como Kim Jong-il tienen en la finalización exitosa de este proyecto. Para que lo tengáis claro, tendré que proporcionar informes periódicos a nuestros camaradas líderes sobre el embajador italiano y su delegación. El Líder Supremo y Kim Jong-il también querrán información detallada sobre cada miembro específico del grupo de viaje. Esto incluirá, inmediatamente después de su llegada aquí, información sobre sus gustos, pasatiempos y relaciones familiares. También es posible que nuestro líder solicite que Jon Hee-jeong en el Ministerio de Relaciones Exteriores se mantenga al tanto de los movimientos de la delegación. Sin embargo, si informa algo al Líder Supremo antes de reportarlo a Kim Jong-il, habrá un gran problema. No olvides esto. Las órdenes de informes internos del Ministerio de Relaciones Exteriores requieren que los informes se hagan primero a Kim Jong-il antes de que lleguen Líder Supremo. Tened esto en cuenta en todo momento”. 

Sabía que desde finales de la década de 1980, toda la información debía ser reportada primeramente a Kim Jong-il, sin embargo, escucharlo aquí ahora todavía me parecía algo sorprendente. Desde el aeropuerto de Pyongyang hasta el hotel Koryo, el viaje dura unos 30 minutos. Viajé con la delegación extranjera y el grupo de viaje y pasé este tiempo conociéndolos y utilizando diversas técnicas para averiguar su información personal. El embajador Rossi y su esposa hablaron en italiano durante el viaje. Si bien no podía entender lo que decían, sí detecté que su esposa quizás no hablaba italiano con fluidez. Por eso le pregunté a la esposa dónde nació en Italia. Ella contestó que no era italiana sino egipcia. También me dijo que era prima del entonces Secretario de las Naciones Unidas, Boutros Boutros-Ghali. 

Cuando llegamos al hotel Koryo y pasamos por los trámites de registro, tuve la oportunidad de hablar con el director del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mario Filippo Pini. Durante esto, me di cuenta de que posiblemente entendía coreano. Cuando le pregunté si podía hablar en coreano, él respondió que sabía un poco del idioma. Luego continué y le pregunté dónde había aprendido coreano y descubrí que su esposa era coreana y, por lo tanto, había aprendido en parte el idioma. 

“Su visita a la RPDC debe ser conocida por muchas personas. Debes tener una buena relación con la Embajada de Corea del Sur en Roma …”, le pregunté. 

“Estoy casado con una coreana, sí. Pero en términos de política con respecto a la Península de Corea, tratamos al Norte y al Sur por igual. Antes de llegar a Pyongyang, me reuní con el embajador de Corea del Sur en Roma. Preguntó sobre el propósito de nuestra visita aquí y compartiré los resultados de nuestro viaje con él cuando regresemos”. 

Luego le pregunté el nombre del embajador de Corea del Sur en Italia. Me dijo que era Lee Ki-joo. Sin embargo, mientras hablaba con él, la recepcionista del hotel estaba creando un gran problema al querer que yo atendiera una llamada telefónica. Jon Hee-jeong me estaba esperando en la línea. Cuando me dijeron una vez más que no debía informar a Kim Il-sung, evadí la situación al declarar que era hora de llevar a la delegación a sus habitaciones. Y luego le informaría al Ministerio de Relaciones Exteriores toda la información necesaria sobre el grupo de viaje. 

Una vez que mi informe fue confirmado como recibido por Kim Jong-il, recibí una llamada telefónica de Jon Hee-jeong. Jon siempre había tenido una personalidad muy tranquila y nunca elevaba su voz a nadie. Sin embargo, tan pronto como descolgué el teléfono, me saludó una voz muy agitada, ruidosa y frustrada. 

“¿Cuál es tu nombre y título? ¿Por qué no contestaste el teléfono?¿Cuándo te uniste al Ministerio de Relaciones Exteriores? ¿Sabes cuánto me está presionado el Líder Supremo en espera del informe? 

ap_9201021251Secretario de las Naciones Unidas, Boutros Boutros-Ghali. 

Por supuesto, él también debe haber sabido que todos los informes internos debían dirigirse primero a Kim Jong-il. Sin embargo, con Kim Il-sung respirandole en la nuca, no fue una sorpresa que estuviera frustrado y enojado. “Lo siento” respondí. “No me di cuenta de que había una llamada telefónica y estaba ocupado asegurando las habitaciones para la delegación itinerante italiana”. Más tarde, tanto Kim Il-sung como Kim Jong-il se alegraron al descubrir que una de las esposas del partido era la prima del Secretario General de las Naciones Unidas Boutros Boutros-Ghali. Ghali era conocido por poseer sentimientos antiamericanos bastante prominentes. Tanto padre como hijo se sintieron ofendidos por algo: el hecho de que la esposa del director del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mario Filippo Pini, era coreana. 

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “¿Un Kim para gobernarlos a todos? 

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: